Jaume Collboni, portavoz del PSC: “Hemos sido incoherentes con lo que representa ser un partido de izquierdas”

La sede del PSC en Barcelona está custodiada por dos guardias de seguridad y un arco detector de metales. Una vez dentro, un recibidor con sofás y una gran tele colocada en la pared da la bienvenida. Una recepcionista en una ventanilla a un lado, una mesa en medio de los sofás con programas y papeletas electorales, una salita de visitas de la que salen unos chicos jóvenes con papeles en la mano. Hay una tienda de merchandaising tras una puerta acristalada contigua.

En ese receptáculo hay de todo. Una tostadora del PSC, una gran mesa con las siglas socialistes, unas senyeras y una camiseta que pone “I @ Montilla”. Tardo en darme cuenta de que el extintor colgado en la pared no forma parte de los objetos del partido.

La secretaria del hombre al que voy a entrevistar me saca de mi ensimismamiento propagandístico y me guía al segundo piso. Allí está Jaume Collboni (Barcelona, 1969) portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Parlament de Catalunya y secretario de comunicación del PSC. Collboni es un hombre jovial y muy sincero. Viene del mundo sindical y, aunque se encuentra cómodo en las preguntas técnicas, muestra auténtica pasión cuando habla de movimientos como el 15-M. Comienza algo parco en palabras cuando le pregunto por  temas relacionados con el modelo de estado, pero acaba siendo un torrente de información según pasa la entrevista. La autocrítica tiñe todo su discurso y por momentos parece dar a entender que su generación tiene por delante la tarea titánica de reconstruir el partido. Pese reconocer graves fallos, escuchándole se diría que encara esa nueva etapa con bastante entusiasmo.

¿Qué cree que veremos antes, un Estado Catalán o una España federal?

Yo espero que una España federal, porque los que creemos que hay que superar fronteras y construir espacios que superen los estados nación como es el proyecto europeo, pensamos que levantar unas fronteras es volver atrás.

Eso es lo que usted desea, pero ¿qué cree más probable?

Yo no tengo una bola, no soy adivino. Veremos un cambio en las relaciones entre España y Catalunya seguro. ¿En qué términos? No lo sé, lo vamos a ver.

Desde el PSC han dicho muchas veces que la apuesta de Mas es una cortina de humo, ¿hasta dónde cree que llegará Mas con esta cortina de humo?

Como mínimo hasta el día de las elecciones para que no se hable de lo que a la gente le afecta día a día. Y desafortunadamente, lo está consiguiendo. Ha conseguido subirse a la ola de la manifestación del 11 de Septiembre y sepultar la crisis económica y los problemas sociales. En ese sentido, le ha salido bien la jugada.

¿Cree que continuará con el proyecto después del 25?

Yo creo que es bastante probable. El día 26 seguiremos teniendo el mismo paro y las mismas dificultades sociales y él continuará sin tener respuestas, y sobre todo se puede poner de manifiesto que la solución mágica que para él es la independencia no da resultados. Con la propuesta del referéndum, además, es posible que ese debate se alargue durante mucho tiempo. La primera decisión que tendrá que tomar el nuevo gobierno serán unos presupuestos muy complicados.

¿Entonces, llegará a haber referéndum?

Yo creo que puede haberlo, es probable que haya una mayoría de fuerzas en el Parlament que así lo desee. Nosotros ya hemos dicho que es un reférendum legal, y que estaremos de acuerdo con que se celebre.

Para que el PSOE continúe teniendo el apoyo de los socialistas

catalanes tendrá que hacer un esfuerzo en compartir el discurso federal

El PSC quiere cambiar el modelo de estado, establecer el federalismo, pero comparte siglas con el PSOE que tiene una postura distinta, ¿cómo se conjugan estas dos posiciones?

Yo no creo que la postura del PSOE sea radicalmente distinta. Por ejemplo, hemos estado de acuerdo con ellos en la modificación del Senado hacía un modelo federal, y compartimos muchos otros planteamientos. Es verdad que nosotros hemos ido más allá. Y es verdad que nosotros queremos profundizar mucho más que algunos sectores del PSOE. Pero somos un partido grande, y es normal que aparezcan distintos puntos de vista.

Pero si ustedes van a Madrid a proponer el estado federal, el PSOE no lo apoyaría.

En el último Consejo Federal del PSOE, y recalco Federal, nuestro primer secretario dijo una frase que es la que ha guiado nuestra relación con el PSOE en este tema, que es “España será federal o no será”. Nosotros consideramos que el proceso autonómico da muestras de agotamiento después de 30 años, y que la Constitución está para ser un modelo de convivencia entre los distintos pueblos de España. Eso tiene que dar respuesta a una demanda que hay en Catalunya, que es obvio que existe. En la medida en la que el conjunto del Estado dé respuesta a eso conseguiremos dos cosas, que España modernice sus estructuras administrativas y que la izquierda en España pueda volver a construir mayorías. No hay que olvidar que los socialistas en Catalunya siempre han sido una fuente de apoyo muy importante para el PSOE, para que eso continúe así, el PSOE tendrá que hacer un esfuerzo en compartir nuestro discurso federal.

¿Esa diferencia de posturas entre PSC y PSOE puede llevar a la ruptura?

Esperemos que no. Nadie lo quiere, ni sería bueno para la izquierda en general. La alianza del PSC y el PSOE ha sido muy fructífera en el pasado. Pero hay que reformular la relación, nosotros ahora estamos planteando una nueva forma de funcionar en el grupo parlamentario del Congreso que permita que la voz de los socialistas catalanes se exprese en las cortes, y que en algunos supuestos podamos votar diferente al PSOE. Eso sería un cambio histórico.

Cuando hablan de federalismo, ¿con quién proponen federar a Catalunya? ¿Con Europa, con España, con las demás CCAA…?

El modelo federal consiste en dos principios básicos que son unión en libertad y unión en la diversidad. Unión en libertad quiere decir que las partes que forman un estado deciden formar parte de ese conjunto. No es que haya unas relaciones bilaterales de unos con otros, lo que estamos planteando es que esa reforma de la Constitución tiene que tener reglas claras sobre las competencias, que ahora no las hay, reconocimiento de la personalidad nacional de Catalunya, reconocimiento de las naciones como Catalunya dentro del estado federal, y recursos, que quiere decir cambio del sistema fiscal de base federal.

Pero, además, ustedes proponen la asimetría.

Proponemos la asimetría no porque seamos mejores ni más guapos, sino porque queremos. Si hay una mayoría del pueblo de Catalunya que quiere tener más autogobierno y eso es motivo suficiente para que eso se planteé. Además pensamos que hay comunidades que no necesariamente tienen que tener todas las competencias si así lo desean. Es más, ya ha habido voces que plantean la devolución de competencias, y si hay comunidades que quieren devolver competencias, en su derecho están. La asimetría vendrá de la voluntad de cada comunidad del nivel de autogobierno que quiera.

Disculpe pero a mi me sigue pareciendo una vuelta de tuerca en el café para todos…

Es que yo no soy de los que cree que el café para todos sea un mal en sí mismo. Yo creo que el café para todos es malo cuando lleva a situaciones que duplican las competencias o que malbaratan recursos públicos. Lo que pasa es que no parece que todas las comunidades autónomas tengan el mismo deseo de autogobierno que Catalunya. En el nuevo proceso que seguro se va a abrir se irá viendo todo eso.

Seguiremos siendo socialistas y federalistas incluso en una Catalunya independiente

¿Para el Estado Federal no hubiera sido más lógico hacer el camino inverso, es decir, primero un estado propio y luego federarse?

El problema es que no hay en la legislación ni europea ni española la posibilidad de que una parte de un estado pase a ser un Estado propio. Además de que creo sinceramente que en un referéndum de este tipo saldría un claro “no”. Las últimas encuestas ya van mostrando como el no sube y el sí baja al estado propio poco a poco después del comprensible estado de euforia.

Les veo muy convencidos de que el estado federal llegará…

No contemplamos el inmovilismo como opción, porque ni siquiera dentro del PP y entre las voces que piden una recentralización, que las hay, se plantean dejar las cosas como están, precisamente porque necesitan un marco en el que se permita devolver esas competencias.

¿Si los resultados dieran para reeditar el tripartito con ERC e ICV lo harían?

[Ríe] Esta pregunta hacía mucho que no me la hacían. Si la prioridad es salir de la crisis desde el punto de vista de la izquierda, ¿por qué no? Si la prioridad es, como parece ser para la ERC de hoy, la independencia, pues no. Yo, y es solo mi opinión, creo que siempre que se pueda formar una mayoría de izquierdas en el Parlament de Catalunya, hay que intentarlo. Aunque no sea para gobernar sino para conseguir cosas concretas, leyes, forzar al gobierno a políticas concretas, etc. Siempre que se pueda hacer un bloque de izquierdas yo estaré a favor, de ahí a formar gobierno juntos es más complicado porque las agendas parecen distintas.

¿Y pactar con el PP para parar el avance nacionalista? ¿Un pacto a la vasca?

No, con el PP no. Nosotros dijimos desde el minuto cero dijimos que no íbamos a hacer frentismo. El PSC nació para evitar eso. La misión del PSC es evitar precisamente que se den situaciones como la de Euskadi, evitar un doble circuito escolar, evitar una dinámica distinta entre españoles y vascos… va en contra de nuestro ADN. Y aunque alguien pueda pensar que hubiera sido más fácil, nosotros creemos en una tercera vía. Compartimos con el PP que el marco legal se respete, pero es evidente que nosotros no estamos en la postura del PP de no tocar nada y usar la Constitución como arma arrojadiza.

De la izquierda se espera una alternativa que ahora no se está planteando

¿Por qué esta crisis se está cargando a todos los gobiernos de izquierdas y parece ser más indulgente con los de derechas?

Porque de la izquierda se espera una alternativa que ahora no se está planteando. También creo que ha erosionado a todos los gobiernos independientemente de su color político. Pero en España eso a lo que te refieres está pasando por dos motivos: uno, que hace muy poco que gobernábamos, nosotros tuvimos que gestionar el inicio de la crisis y las primeras medidas fueron algunas más explicables y otras menos explicables. Y dos, porque de la izquierda se espera que lo haga de otra manera. Cuando en España y Catalunya gobernábamos nosotros emprendimos medidas de auteridad, por cierto con Esquerra e Iniciativa, que a veces se olvida. Pero también debimos emprender políticas de redistribución y políticas de crecimiento.

Entonces, ¿la crisis unicamente se ceba con el PSOE porque estaban en el gobierno?

Se ceba porque estaba en el gobierno y porque eso mina tu credibilidad. Nosotros podemos criticar a la derecha que lo está haciendo mal, pero aparte de criticar, de la oposición se espera la alternativa. La gente dice “vale, estamos de acuerdo, los recortes son un desastre, se está cargando el estado de bienestar, el paro es insoportable”, pero cuando nosotros proponemos redistribución y políticas de crecimiento nos preguntan “¿por qué no hicisteis eso hace un año?”. Y ese es el problema de los socialistas, un déficit de credibilidad porque cuando reaccionamos a la crisis lo hicimos de una forma muy básica, acatando lo que nos pedían desde Bruselas.

¿Vamos a una “pasokización” del PSOE?

Espero que no.

¿Solo espera?

Espero.

Vale.

Pero eso tiene que ver, repito, con nuestra credibilidad a la hora de dar una respuesta a la crisis, y tiene que ver con se muy claro en algunas actitudes propias y genuinas de un partido que pertenece a la izquierda. Yo no voy a decir que seamos extrema izquierda, porque no, porque somos un partido de gobierno, una izquierda por tanto atemperada, pero no podemos olvidar nuestras señas de identidad. Estamos en campaña y no puede decirse, pero creo que demasiadas veces en los últimos años hemos sido incoherentes con lo que representa ser un partido de izquierdas.

El país se construye y se defiende no solo con su identidad cultural y nacional sino con su identidad económica

Yendo a las alternativas, he visto que en su programa hablan mucho de política industrial. Yo cuando pienso en política industrial pienso en Spanair.

Claro. ¿Pero en positivo o en negativo?

En negativo. Creo que es el recuerdo que ha quedado, ¿no?

No, eso es solo una parte, de la que se han encargado ahora de poner en evidencia. Yo creo que lo de Spanair había que hacerlo. Aquí tenemos un problema de política industrial, es importante para el PSC porque forma parte de nuestra identidad económica. Somos una de las primeras regiones en Europa en tejido industrial, y el valor añadido que general la industria no es el que generan otros sectores. Este gobierno ha decido que la mejor política industrial es la que no se hace, la consecuencia de eso es que las empresas han empezado a volar. Y justo van a los países que sí tienen política industrial, Alemania, Suecia, Italia… Las centrales recentran la producción a sus matrices porque tienen el apoyo de sus gobiernos.

¿Cuál sería el eje de su política industrial?

Yo lo resumiría en las palabras “patriotismo industrial”. Es decir, el país se construye y se defiende no solo con su identidad cultural y nacional sino con su identidad económica. La defensa de la industria catalana es la defensa de su identidad. Hay ejemplos de patriotismo industrial en Catalunya como la Seat o la Nissan, que han recibido apoyos por parte del gobierno, y ha salido bien.

¿Hay que reformar la legislación laboral?

Sí, para deshacer lo que ha hecho la derecha.

¿Y nos quedaríamos con la anterior reforma laboral, la del PSOE?

No, yo creo que el mayor problema de nuestro mercado del trabajo es la precariedad, que tiene que ver con la dualización del mercado. Hay trabajadores que tienen todos los derechos y otros que cronifican su precariedad. Tenemos así dos mercados de trabajo, unos con unos derechos y otros que van rotando sin ninguna garantía.

¿Se soluciona eso con un contrato único?

Yo no sé si debe ser un solo contrato, peor sí creo que debería de haber muchos menos contratos. Que fueran flexibles pero que tuvieran todos los derechos.

Entonces, ¿a qué vino la anterior reforma laboral del PSOE, que ni siquiera planteaba este problema?

Pues no lo sé. Yo vengo del mundo sindical, y en ese aspecto tengo una opinión poco coincidente con algunas reformas que hizo el PSOE.

¿Qué opina del “no nos representan” del 15-M?

Te contesto con una anécdota, yo ayer fui a una manifestación en defensa de la salud pública, a título personal porque no hice ninguna declaración ni nada, y me hizo mucha ilusión algo que nunca me había pasado. Te lo voy a enseñar. [Saca el móvil y me enseña un tweet] Mira quien me hizo un RT.

¿Acampada Internacional?

Sí. Y me hizo ilusión. Me ilusionó que la gente de los indignados que llevan la parte de internacional hicieran un RT de mi crónica. Ahí es donde debemos estar. El 15-M nos interpela directamente porque es nuestra base social. Son los hijos de votantes de la izquierda defraudados por un sistema económico que los está condenando a ser ciudadanos de segunda. Hay una parte que es antisistema, pero hay un grueso que nos interpela a nosotros en un mensaje básico, sobre el cual no hemos hecho lo que hay que hacer, que es el tema de la regeneración democrática. Los partidos cerrados, la clase política… y eso sí que lo podemos hacer. Cambiar el sistema capitalista para ponerlo al servicio de la gente nos costará un poco más, pero cambiar la política no nos tiene que costar tanto.

Entonces ¿por qué no se hace?

Porque la inercia del poder es muy fuerte. Y por una cuestión generacional: Hay una generación que manda en los partidos, en los sindicatos, en la patronal y en todo el sistema. Es la generación de la transición, que ha sido superada por la realidad. Creo que esta situación pasará porque la semilla está plantada, y esa es una de las semillas que plantó el 15M.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s