Roger Montañola, Secretario General de Unió de Joves y candidato de CiU al Parlament: “Rescatar bancos es rescatar personas”

Roger Montañola (Premià del Mar, 1986) fue el parlamentario catalán más joven en la anterior legislatura. Pertenece a Unió Democrática de Catalunya, el partido demócratacristiano que conforma la mitad de CiU. Como tal es Secretario General de Unió de Joves, las juventudes de Unió. Tiene una formación envidiable, es licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Pompeu i Fabra y cuenta con dos postgrados. Es tremendamente cercano en la distancia corta. Construye un discurso prudente, de seny, con respuestas concisas y cortas. Sin embargo no pierde la frescura de una persona de su edad y, quizás debido a eso, se permite algunas palabras malsonantes que ayudan a trasladar el mensaje mejor que cualquier eufemismo. No quita ojo de la tablet y del móvil que tiene encima de la mesa. Pierde la atención de la entrevista en algunos momentos. “Ultimamente tenemos mucho trabajo”, comenta. La mayoría de sus respuestas inducen a la calma, a la tranquilidad centrista. Recuerda la crudeza de la crisis que, insiste, ha afectado con especial dureza a los jóvenes. Frente a eso, Roger está convencido de que se pueden mejorar las cosas “de dentro para afuera”.

Dicen que si con 20 años eres de derechas no tienes corazón y si con 50 eres de izquierdas no tienes cabeza…

No creo eso, la ideología es producto de no dejarse llevar y sacar tus propias conclusiones.

Cuando observa las tasas de empleo entre la gente de su generación, ¿qué siente?

Vergüenza. No mia propia porque considero que no soy responsable de la situación, es vergüenza por como han funcionado las cosas los últimos 30 años, que han dejado a los jóvenes como un colectivo totalmente desprotegido.

Si usted, un diputado del Parlament, no se siente responsable, ¿quién lo es?

Tengo mi parte de responsabilidad, pero el paro juvenil de hoy no es consecuencia de las políticas de los últimos dos años sino de como ha crecido el país muchos años atrás.

¿Entiende la desafección con la política entre los jóvenes?

Sí, la entiendo, creo que en parte es inherente al hecho de ser joven, pero obviamente no la comparto, la política debe existir. La única forma de cambiar las cosas es de dentro para afuera.

“El índice de satisfacción con la sanidad pública en Catalunya

ha aumentado durante los últimos años”

Es la gente desempleada quien más sufre los recortes, ¿no deberían ser ellos a quienes se les protegiera especialmente?

No creo que sea la gente desempleada quien más sufre los recortes, creo que los sufrimos todos por igual, porque los servicios públicos, de los que hacen uso la gran mayoría de los ciudadanos, se pueden ver resentidos. Si los recortes fueran drásticos, como en Grecia, quizás no cobrarían seguro de desempleo, eso serían unos recortes que les afectarían de forma especial. Y a esto no se ha llegado, afortunadamente.

Pero la gente que tiene trabajo quizás puede permitirse acudir a la sanidad privada si la pública empeora.

Hay muchos trabajadores que tienen sueldos bastante precarios y que no pueden permitírselo, y es mayoritario el uso de educación pública, por ejemplo.

¿No teme que los recortes afecten a la calidad de esos servicios públicos?

Hay que valorar, primero, si esos recortes tienen alternativa, yo creo que no. En segundo lugar si afectan directamente a la asistencia. Y creo que tampoco. Si uno mira los índices de satisfacción con la sanidad pública, en los últimos años ha aumentado. Con lo cual hay cosas superfluas que se pueden recortar.

¿De verdad cree que la sanidad ha mejorado?

Al menos la percepción en Catalunya, sí. Yo soy hijo de médico y siempre he tenido este tema en casa. Se puede tener un elevado gasto en sanidad por disponer de unas habitaciones que parecen el hotel Hilton, pero igual se olvida la calidad del servicio, de los médicos o de las medicinas. Muchos de los recortes van en esta línea de gastar en lo indispensable. Ningún partido quiere hacer recortes, todos los políticos quieren ganar elecciones y si se tiene descontenta a la gente, no se ganan.

Y sin embargo todas las encuestas anticipan que CiU ganará holgadamente las próximas.

Creo que los catalanes valoran mucho la sinceridad de Mas. Cuando llegó a la Generalitat explicó las cosas tal y como eran. Recibió muchas críticas, pero no tantas de la sociedad civil. En gran medida la percepción de recortes viene porque hay unos inputs de partidos y sindicatos o sectores sociales a los que les interesa vender una determinada política para ganar electores. Artur Mas dijo lo que iba a hacer y lo hizo, y la gente valora esa actitud.

“Un estado debe ser antes que social económicamente viable”

Mas ya ha anunciado que paralelamente a la creación del Estado Catalán prevé emprender la 4ª oleada de recortes. ¿Cuánto de social será el nuevo estado?

Será todo lo social posible, pero un estado debe ser, antes que social, económicamente viable.

¿Y Catalunya es viable? ¿Aun siendo un país rescatado?

España es un país rescatado, no nos engañemos. Desde hace tres o cuatros años la política económica la marca Europa. Si hablamos en concreto de la financiación de Catalunya, hay que recordar que Catalunya es una Comunidad Autónoma infrafinanciada. Estamos pidiendo unas cuotas que nos permitan mantener un nivel de bienestar. Nosotros no queremos irnos de España, hemos propuesto muchas soluciones distintas, pero hemos llegado a la conclusión de que llevamos 30 años hablando con una pared.

Entonces, ¿el pacto fiscal arreglaría todos los problemas entre Catalunya y el Estado?

Tal y como están las cosas, Catalunya tiene que decidir qué quiere ser como el pueblo maduro que es. Pese a ello, si tuviéramos el pacto fiscal, España no tendría que preocuparse porque en el referéndum saldría un rotundo “no”.

“El estado propio no es un fin sino un instrumento

para el bienestar de los catalanes”

¿Qué tal ha sentado en Unió el giro independentista del partido?

Unió siempre ha defendido la confederación Ibérica, una unión entre dos o más estados independientes. Eso lleva implícito que Catalunya sea un estado independiente, pudiendo negociar de tú a tú con España. Por tanto esta situación es cómoda para Unió, lo que pasa es que como partido centrista nos preocupa que esto pueda derivar en algo desagradable, y es ahí donde entra el seny que Unió debe aportar al proceso.

¿En qué consiste este seny?

En que el estado propio no es el objetivo último. Para mi, el estado propio es un instrumento. Mi fin es el bienestar de Catalunya y preservar lo que este país es social, cultural e históricamente. Eso no invalida que, ahora, la única forma que veo para conseguir eso es el estado propio, porque no nos han dejado otra alternativa.

Entre pacto fiscal e independencia, ¿qué preferiría?

Yo personalmente independencia. Con la condición irrenunciable de que fuese dentro de la Unión Europea, cosa que a día de hoy no está tan clara.

Los expertos advierten que los primeros años de independencia serían duros, ¿no es la crisis una buena razón para posponer la secesión?

Sea ahora o sea dentro de 500 años, siempre será difícil. Al fin y al cabo, solo planteamos que la gente pueda decidir. Los ciudadanos de Catalunya saben los pros y los contras y tienen capacidad para decidir. Lo importante es hacer pedagogía, informar y dar datos objetivos para que cada uno se forme una opinión.

Sacar esos datos puede ser complicado. Por ejemplo, el del déficit fiscal. Tal y como está montado el sistema de financiación autonómico es muy difícil obtener el valor exacto de cuánto déficit fiscal tiene Catalunya.

Sobre esto, hay dos fórmulas para obtener la cifra del déficit fiscal: la que utiliza el PP y la que utiliza el resto de partidos. La que maneja el PP es del 6,5%. Es más que cualquier Länder de Alemania, donde el límite es el 3% o cualquier estado de EEUU, que es un 2,5%. Al final, incluso los datos más optimistas son escandalosos. Y la gente ha explotado. Estas cosas no se explican desde los partidos en España, y al final queda la sensación de que lo de Catalunya es una pataleta. Pues no lo es, es algo mucho más serio que una pataleta.

En el ámbito de la política europea, ¿es usted más de Merkel o de Hollande?

Ideológicamente me siento más próximo a Merkel. Ahora bien, no creo que haya que hacer solo política de contención de gasto, también hay que estimular el crecimiento. El mejor ejemplo de esto ha sido Estados Unidos, aunque los problemas son distintos.

¿Y entre Romney y Obama?

Obama. En mi partido encontrarás posturas de todo tipo pero yo soy Obamista, me siento mucho más cercano a los demócratas.

¿Está también de acuerdo con el rescate bancario?

Sí, estoy de acuerdo. Más que nada porque los clientes de los bancos son los ciudadanos. Si dejamos caer a los bancos arruinaríamos a media población. ¿Que se han hecho las cosas muy mal? Sí. ¿Que los bancos que reciben ayudas públicas deban estar fiscalizados hasta el final y sus directivos cobrar muchísimo menos? También. Pero no nos engañemos, rescatar bancos es rescatar personas.

Pero hay un fondo de garantía de depósitos.

Yo tengo mis dudas de que este fondo esté capacitado para cubrir los depósitos.

¿En serio?

Sí. Lo digo desde un punto de vista completamente personal. Yo deseo y espero que esto no sea así, pero tengo mis dudas. Lo siento. Viendo cómo está el país, que no puede pagar las cosas básicas, es normal que dude.

“Nuestros padres han tenido un fuerte incremento del nivel de vida

en los últimos 20 años, y ahora nuestra generación está pagando el pato”

¿Por qué deberían los ciudadanos pagar la deuda de las entidades privadas?

Porque la deuda de las entidades privadas es en la mayoría de los casos suya. Yo entiendo que si un señor ha metido debajo de la almohada lo ganado durante toda su vida, es una putada que ahora se le pida rescatar a un banco. Pero esa no es la tónica general, aquí todos hemos tenido una estrecha relación con los bancos, todos hemos tenido hipotecas, créditos… hemos formado parte de ello. Cuando todo iba bien nadie se quejaba de esto, al contrario, hemos sido partícipes de ello. Nuestros padres han tenido un fuerte incremento del nivel de vida en los últimos 20 años, y ahora nuestra generación está pagando el pato.

Hay dos millones y medio de pobres en Catalunya, ¿entendería que asaltaran supermercados si les falta de comer?

No, rotundamente. No les va a faltar de comer. Hay unas garantías tanto de carácter público como privado que garantizan que esto no pase. Y afortunadamente hay una red familiar que funciona muy bien. ¿Que es una situación muy crítica? Estoy de acuerdo. Pero que eso signifique que se pueda robar, no.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s