Lo que sobran son líderes

El golpe que ayer dio Cobo a Aguirre en El País tiene unas cuantas lecturas. Por un lado puede ser el grito desesperado de un hombre solo ante las injusticias que tiene que ver cada día en el seno del partido para el que trabaja. Otros van más allá y especulan con que es el propio Ruiz Gallardón el que envió a su peón a la batalla interna. Así lo escribía ayer Ignacio Escolar en su blog:

El presidente del PP no sabía nada de la explosiva entrevista, que en Génova interpretan como parte de una estrategia de Gallardón para forzar al perezoso Rajoy a presentar la batalla definitiva contra una lideresa que hace ya mucho que se pasó de la raya.

Otros han ido más lejos hoy, y han achacado la entrevista  al propio alcalde de Madrid, en la que luego se habría cambiado el nombre del entrevistado para no sacar a la luz tan duras palabras de Gallardón. Esa tesis es la defendida por Jimenez Losantos, y así la relatan en El Plural:

Cobo asegura que Zapatero “se ha comprometido conmigo” y que le advirtió de que el poder “le iba a cambiar”. El locutor (Losantos) bramó: “¿Zapatero se ha comprometido a algo con Cobo? ¿Quién es Cobo, con todo respeto a la persona? ¿Creen que Zapatero tiene línea directa con Cobo, que con quien pacta Zapatero es con Cobo? Eso no se lo cree Cobo ni harto de jumilla, del de antes (…) que medio litro te garantizaba semana y media de resaca”.

También los confidenciales se hacen eco de la posible suplantación de personalidad de Cobo a Gallardón, alegando parecidas pruebas que el locutor de Es Radio. El Confidencial asegura que, si bien podría ser que Cobo fuese el entrevistado en realidad, no hay duda de que la idea es del alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón:

La identificación de Manuel Cobo con su jefe Alberto Ruiz-Gallardón alcanzó ayer en la entrevista publicada por El País un cariz casi patológico. A menos que el alcalde de la capital se encargara de responder a las preguntas directamente, sin número dos de por medio. Eso explicaría la importancia que Cobo se arroga en la política nacional, nada menos que como contraparte de importantes acuerdos con José Luis Rodríguez Zapatero.

Gallardón, sea como sea, ha sido el principal valedor de Rajoy como presidente del partido, congresos de Valencia y curitas aparte. Ahora que éstos últimos ya no son pilares que apuntalen al gallego, Gallardón sabe que se ha quedado solo con el peso de Rajoy sobre la espalda, y como astuto político que es, no cabe duda de que no lo aguantará sin más, sino que pedirá contrapartidas. Ya las está pidiendo. Quiere que sea la dirección nacional del partido quien gane la batalla de Caja Madrid, no tanto por el partido, como por que Aguirre no se haga definitivamente con él. Gallardó fuerza con la entrevista de ayer a Rajoy, dejándole bien claro a Mariano que si él no va a actuar como líder, lo que sobra en el PP es gente que desee serlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s