Golpe a golpe, impuesto a impuesto

Escribió Machado “Todo pasa, y todo queda/ pero lo nuestro es pasar”, describiendo con puntualidad al Presidente Zapatero, que si hace 10 años pensaba que bajar impuestos era de izquierdas, y hace tres meses prometía que no se subirían impuestos, hoy traza caminos sobre la mar para rellenar las arcas públicas.

Después de dejar de recaudar en el anterior ejercicio el equivalente a dos presupuestos de Defensa, el ejecutivo busca una formula para ingresar más sin sangrar a las clases medias, comprometidos, según la Vicepresidenta, con dos causas capitales: Pagar los subsidios y la protección del estado, y aumentar la capacidad adquisitiva de las rentas más bajas.

Detrás de las buenas intenciones se estancan los hechos. El año pasado se suprimió el impuesto de Patrimonio, ese que pagaban los más desfavorecidos de entre los multimillonarios, se redujo el IRPF, y se le devolvieron los mismos 400 € a Botín y a su limpiabotas  para que compraran cigarros y gasolina mas caros.

Zapatero está dispuesto a recaudar ahora hasta 15.000 millones de euros más. Para esto tiene varias posibilidades, aunque pocas compatibles con los dos compromisos de su Vicepresidenta económica. Si aumenta el IRPF, así en bruto, destruirá la capacidad adquisitiva de las clases medias. Si aumenta el IVA el riesgo de deflación crecerá exponencialmente. Aumentar los de las rentas de capital (sicavs y otros productos) tiene un reducido impacto recaudatorio además  de provocar fugas de los mismos.

La opción más racional para cumplir con las promesas, y sin renunciar a la protección social, parece pasar por aumentar el porcentaje impositivo de los tramos más elevados, como ya han hecho gobiernos europeos como el de Brown en Reino Unido. Ahora bien, el de Londres es un gobierno cuyas aspiraciones electorales, en el momento de la subida, eran nulas. ¿Se atreverá el gobierno de Zapatero a seguir este camino? Improbable, aún cree tener posibilidades en las elecciones, aun persigue la gloria, esa dónde la fiscalidad progresiva se deshace como pompas de jabón.

Elena Salgado ve la vida en rosa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s