Última oportunidad para Rajoy

El líder del Partido Popular compareció ayer ante los medios para defender al tesorero del partido, Luis Bárcenas, cuya imputación por el TS está al caer. La rueda de prensa de ayer carece de sentido por completo; cualquiera sabe que la defensa de la inocencia de Bárcenas es un pobre envoltorio del que Rajoy se tendrá que deshacer en unos pocos días, por higiene e imagen. En este momento el líder del PP, habiendo ganado en Galicia y las europeas, refrendado en su partido y en uno de los peores momentos del gobierno, vive su momento más dulce desde las generales, aunque él mismo calcula que podría tratarse solo de la calma que precede a la tormenta. Es por esto que el gesto de ayer es de paradójica interpretación.

En primer término, Mariano Rajoy pierde la mejor oportunidad para desligarse de una vez por todas de la trama Gürtel y acallar las voces críticas de su propio entorno. Por otra parte, la defensa a ultranza del tesorero, que presumiblemente será imputado formalmente en los próximos días, le obligará a desdecirse y apartarlo del partido hasta que termine el proceso. La maniobra de Rajoy, además, implica un enorme riesgo, por la naturaleza del imputado. Los tesoreros son siempre la parte más sensible de los partidos, y tratándose de ese material de peligro Rajoy haría bien en no dejar pasar más el tiempo en sacar a Bárcenas del cargo, antes de que parezca forzado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s