Cerrar Garoña

La decisión de cerrar la central nuclear de Garoña, en funcionamiento desde 1970, no es una decisión técnica sino de estrategia energética. Así lo ha entendido el Gobierno que en principio piensa cumplir el programa electoral, esto es, cerrarla. El proyecto energético Zapatero para nuestro país que pasa por aumentar las renovables y prescindir de la nuclear es, sin embargo, bien distinto del de otros países de nuestro entorno europeo. Mientras que Reino Unido invierte en centrales para la próxima década, Francia lleva años de hegemonía nuclear, y en Suecia, tradicionalmente anti-nucleares, hacen lo mismo. Este hecho no quiere decir que el plan del gobierno sea erróneo. Muy al contrario, podríamos estar ante una decisión con componentes económicos en los que esta implícito un cambio de modelo productivo, en un momento en el que España busca su ventaja comparativa respecto a los demás países.

Actualización 19:14: Leo en Meneame la noticia de que los republicanos de EEUU también apuestan por las nucleares. Otra muestra más de que apostar por la energía limpia es, además de ecológico, un cambio en el modelo económico, al que los conservadores se oponen.

Anuncios

5 comentarios

  1. plazaeme · · Responder

    ¡Caramba, estoy de suerte!

    Llevo días inentando comprender eso del cambio de modelo económico del que tanto habla ese gran estadista especializado en economía que es ZP. Y no lo pillo, pero me encuentro con que tú pareces saber el misterio.

    Este hecho no quiere decir que el plan del gobierno sea erróneo. Muy al contrario, podríamos estar ante una decisión con componentes económicos en los que esta implícito un cambio de modelo productivo, en un momento en el que España busca su ventaja comparativa respecto a los demás países.

    Comprendo perfectamente la gracia de apostar por algo a lo que los conservadores se oponen. Lo que no consigo pillar es la “ventaja comparativa”, económicamente hablando, que supone.

    ¿Podría pedir un comentario al respecto? Una explicación somera de en qué consiste el “nuevo modelo” y qué ventaja nos va a suponer respecto a los demás? Por ejemplo, vamos a tener un nuevo modelo basado en pagar mucho más por la energía. Eso detraerá dinero de nuestros bolsillos, y nuestras empresas van a tener, ya solo por eso, mayores costes de producción. O sea, menor productividad. Pero todo eso va a ser para bien, comparado con nuestros vecinos que tendrán más dinero y mayor productividad porque … … (y aquí viene el misterio ese que falta y que tú pareces haber entendido)

    1. Puede usted pedir un comentario, faltaría más.
      Empezaré por el final: Es falso que sea más barata la energía nuclear, porque a)Genera residuos radioactivos cuya gestión es cara, b)Hay que importar la materia prima, que es el uranio (hay otras, aunque minoritarias), a un precio fluctuante. Cómo dictan las leyes económicas, a más demanda más precio, y si muchos países apuestan por la nuclear, todos la pagaremos más cara. Y he ahí donde aparece la ventaja comparativa de la que hablo: Por un lado en que cuando se amorticen los costes de las instalaciones de renovables se acabo el pagar (para ser exactos, un mínimo coste de mantenimiento, mucho menor por cierto que el de una central por el tema de la seguridad etc), mientras que en cualquier otra fuente de energía hay que pagar las materias primas cada día. Por el otro, no estaremos a merced de que un país estable o inestable, amigo o enemigo, con unos interés u otros, tenga a bien vendernos esa energía o esa materia prima, como actualmente sucede. La independencia energética, en mi opinión, podría salvarnos de crisis como la de los 70 (en España se sintió en el 82-83, por otros motivos) o incluso de la actual (si el crudo no hubiera llegado al precio que llego el pasado verano, otro gallo cantaría), y eso para un país como el nuestro, solo pasa por apostar por renovables. Muchas gracias por su interés y un saludo.

  2. plazaeme · · Responder

    ¡Muchas gracias! Me interesa mucho. Veo dos asuntos.

    1) Precio:
    He oido algunas veces la idea de que la energía por ejemplo eólica sea más barata que la nuclear. Pero lo malo es que nunca lo he visto acompañado de números comparativos.

    No hay ninguna dificultad en hacer el cálculo del precio del Kw/h teniendo en cuenta la inversión en la instalación, el mantenimiento y el combustible consumido, la gestión de resíduos. Y siempre que he visto ese precio expresado en una cifra, el de la eólica era muy superior al de la nuclear. En realidad era muy superior a todas, menos la solar. ¿Cuales son los números en los que se basan sus afirmaciones, y de donde salen?

    Y en todo caso la repercusión del precio del combustible en el precio de la electricidad producida por una nuclear es de risa.

    2) La confianza en la oferta de combustible:
    Hay 18 paises productores de uranio en el mundo, un 52% de la produccion de 2003 fue producida en Canada y el 30% fue producida en Australia. ¿Inestables? ¿Enemigos?

    Bueno, puedo reconocer que Zapatero es capaz de casi cualquier cosa. Como hacer de Australia y de Canadá países enemigos. Pero Zapatero no va a durar siempre, así que el futuro no se ve tan mal a ese respecto.

    Tampoco creo que poner alguas centrales nucleares implique casarse con la energía nuclear. Lo sensato parece, como siempre, la diversificación. Nuclear, petróleo, gas, carbón, y también eólica, como no. Aunque solo sea un poco, para sentirse buenos, y verdes, y esas cosas tan caras económicamente, pero emocionalmente saludables.

    Total, que hasta que me presenten una cifras medio decentes, sigo sin entender el “nuevo modelo productivo” como algo ventajoso. Ah, y lo de siempre: Si la energía eólica acaba produciendo una parte relevante del total, ¿qué haces en los días sin viento? ¿Nos ponemos todos a dar pedales? Desde luego sería muy sano. Lo mismo van por ahí los tiros del nuevo modelo de producción.

    Y al final, por mucho retraso que lleve, acabaremos en la fusión nuclear. Nos perderemos el dar pedales, y engordaremos.

  3. No niego que tenga parte de la razón, y posiblemente sepa más que yo del tema.
    De todas formas, le pongo números que avalan mi opinión:
    1- Precio: Esto pasa porque a)se están instalando ahora los parques, b)la fotovoltaica tenía una enorme burbuja y c)dan demasiadas subvenciones. El País
    Sin olvidar que Garoña estaba bastante dañada y había que hacerle reforma
    2- Confianza:
    Inestables como Nigeria que también nos vende uranio, y bastante más barato, gracias a eso baja tanto el precio. Si fuera tan barato no lo buscarían tanto. Y no me refería solo importaciones de uranio cuándo hablaba de indepedencia energética, sino de todo y todo.
    ¿Los días que no sople viento?
    Estoy con usted, en lo del modelo híbrido, no se si usted está con usted: “Y al final, por mucho retraso que lleve, acabaremos en la fusión nuclear”

  4. plazaeme · · Responder

    Te agradezco mucho el documento sobre “los días que no hace viento”. Es lo mejor que he visto. Aun así, me parece una locura integral. Y un aumento de precio mucho mayor del que se contempla ahora, que solo hacemos la comparación producción/coste entre una central y los molinos de viento.

    Y luego está ese razonamiento oscurantista, por el que al final no se sabe cual es la verdadera razón de la locura.

    Si te digo que no hay ningún problema de confianza en las fuentes de combustible nuclear, y te cito que más del 80% de la producción viene de dos de los paisas más fiables de la tierra, me saltas con Nigeria. ¡Y qué más dará Nigeria! Si vende barato, le compras a Nigeria. Y si no vende, que le den morcilla a Nigeria. No hay problema, pero te empeñas en inventarte un problema.

    Después andamos mezclando “renovabilidad”, “contaminación”, y “cambio climático”, en una especie de trile destinado a esconder donde está la lógica de la cosa.

    Si el problema del petróleo, o del uranio, o del carbón, es que no es “renovable”, eso será un problema cuando ya no haya más, y si entonces sigue haciendo falta. En los demás casos es un falso problema.

    Si el problema es la contaminación, habría que examinar cuanta es esa contaminación, y que se puede hacer para evitarla de la manera más barata posible. Como se hizo con el Ozono, con la lluvia ácida, o con el “smog” en Londres. Pero llamarle “contaminación” al CO2 resulta una aberración de tal calibre que si no estuviéramos hablando de un drama económico, la carcajada traspasaría las fronteras de La Galaxia.

    Y si el problema es el “cambio climático”, lo primero que habría que hacer es exigir una mínima prueba de que eso es un problema. Y no la hay.

    Pero el juego consiste en mezclarlo todo para que de la difusa impresión de que la única solución es la solución prefabricada de antemano. Una locura, como digo. Parecido a lo de las brujas en la Edad Media.

    Pero esa solución prefabricada para un no-problema, no parece ni remotamente posible. Te invito a echarle una ojeada a los números de Nate Lewis, del CalTech, que es todo lo verde y alarmista que se pueda desear:

    Números Verdes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s